Consejos para gestionar con éxito un almacén sin vivir en Alemania

|

Como empresa de tecnología sentimos gran admiración por los alemanes. Tienen fama de serios, rigurosos, profesionales y ordenados.

¿Quién no querría tener un jefe de almacén alemán? ¡Dormiría tranquilo día sí y día también!

Años atrás, los almacenes eran sitios oscuros, caóticos y desordenados. Muchos de ellos estaban más cerca de ser un trastero que un almacén al uso.

Pero los tiempos han cambiado. Mucho, muchísimo.

A día de hoy el almacén es la pieza angular, el santo grial, el núcleo de todo. Gestionar correctamente un almacén ha pasado a ser un «bueno, está bien» a un «hay que hacerlo perfecto». Tener el almacén bien organizado y digitalizado te permite ahorrar mucho tiempo y lo más importante: cumplir plazos con tus clientes.

El tiempo es dinero. Y cada vez es más caro debido a la exigencia del público.

Saber cómo organizar y controlar las operaciones y flujos de mercancías del almacén puede mejorar la productividad de tu empresa. Hay una lista de acciones que pueden transformar tu instalación actual en una más eficiente y sacarle el máximo provecho:

Analizar al detalle las tareas a realizar

Antes de nada, para poder mejorar la productividad hay que realizar una auditoría para ver cómo está funcionando en la actualidad. Por ejemplo qué tipos de tareas se realizan y cuánto tiempo se le dedica a cada una.

Identificar las tareas que se llevan a cabo en el almacén

  • Tareas administrativas como realizar informes.
  • Transportar productos entre las distintas zonas del almacén.
  • Desplazamientos de vehículos sin cargas.
  • Cargar y descargar camiones.

Calcular los tiempos que se destinan a cada tarea.

Cuando tengamos la lista hecha deberemos estudiar las acciones necesarias para llevar a cabo la tarea y el tiempo total que nos va a conllevar cada una. Haciendo eso conseguiremos una tabla con todas las tareas clasificadas según donde se opere. Por ejemplo serían: Tareas administrativas, movimientos del equipo de mantenimiento sin carga añadida, el desplazamiento de la carga o el posicionamiento de la carga en el camión.

Analizar los resultados para definir las acciones necesarias.

Esta información nos va a permitir localizar las tareas que no hacen perder más tiempo o bien son inútiles de cara a la productividad de la empresa.

Analizar la productividad de los equipos de mantenimiento

El equipo que tiene un mayor impacto en la organización de los procesos logísticos dentro del almacén es el de mantenimiento. Se deberá realizar un análisis más especifico para que puedan realizar su trabajo correctamente, en este caso se realizará:

  • Un registro de cómo funcionan los equipos que utilizan, es decir, si responden efectivamente cuando se les debe utilizar.
  • Medir el impacto que tienen en el movimiento de materiales.

Con esta información se podrán valorar qué procesos pueden automatizarse y de qué manera.

Evaluar el inventario del almacén

Es uno de los campos en la logística que se tienen más desaprovechados en comparación al potencial que tiene. Para poder localizar oportunidades de mejora en este campo se debe realizar:

  • Un análisis sobre los movimientos del inventario para identificar la rotación que realiza nuestro inventario así podremos detectar en cualquier momento si nos hace falta proveernos.
  • Una revisión de los parámetros logísticos que se están realizando para asignar las distintas ubicaciones.
  • Una investigación de los métodos que pueden causar fallos en la trazabilidad de los productos, así como revisar y localizar los productos que tenemos en el inventario que no tienen salida (stock obsoleto) e intentar de algún modo darles una vida útil.

Consultar al equipo de trabajo

Una pieza clave para tener éxito en la gestión de nuestro inventario es mantener el contacto con los operarios del almacén, ya que ellos son los que tienen el almacén bajo control y tienen hasta el mínimo detalle controlado. Mantener el contacto es importante por que:

  • Determina las necesidades de formación del equipo ya que si nos centramos en mejorar a los operarios, vamos a notar una mejoría en la productividad de la plantilla.
  • Sabremos en todo momento si el puesto de trabajo es lo suficientemente seguro para nuestros trabajadores.
  • Nos pueden hacer detectar problemas a los que nos podemos enfrentar en nuestro día a día, y podremos erradicarlos rápidamente para que no afecte a la productividad de la empresa.

Ahora que ya hemos visto la importancia de la gestión del almacén, vamos a ver qué soluciones hay para llevarlo a cabo.

Utilizar un software SGA para gestionar tu almacén

Los almacenes actuales están más controlados por máquinas que por personas.

De hecho, tiene sentido. Es la mejor manera de mantener el orden y la precisión. Los humanos tenemos muchas cosas positivas, pero comentemos errores. Algo que un software raramente hace.

Un SGA es un software especializado y dedicado a la gestión del almacén. En iMàtica recomendamos el módulo SGA de Ahora ERP para la mayoría de empresas. Este modulo ofrece todas las funcionalidades necesarias para poder gestionar un almacén al completo. Y todo ello, con las ventajas de Ahora ERP y su sistema de licenciamiento.

 

almacen sga ahora

Como se puede apreciar en el gráfico, el módulo SGA incluye todo lo necesario: cross docking, gestión de artículos, inventarios, multi almacenes, vinculación con pistola de picking o PDA, etc.

Si tienes un almacén caótico y deseas recuperar el control, no dudes en contactar con nosotros. Podemos resolver el caos con el método alemán y Ahora ERP.

 


También te podría interesar...

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?